You are hereCómo es el sistema de sanidad publica Alemania

Cómo es el sistema de sanidad publica Alemania


El sistema sanitario alemán tiene una de las mejores reputaciones del mundo, existe una gran red de hospitales y médicos que cubren hasta los pueblos más remotos. Son poco comunes las listas de espera para tratamientos y las instalaciones médicas están equipadas de la última tecnología. Los seguros cubren la gran mayoría de los tratamientos y medicinas. Sin importar el nivel de ingresos o tu clase social, si vives en Alemania podrás tener acceso a este sistema.

Sin embargo, los costos de atención médica están entre los más caros del continente. Nada es gratis, ni siquiera los hospitales públicos, ya que las asistencias, emergencias y medicinas deberá ser abonada por ti o por tu seguro. Se recomienda entonces tener un seguro completo y que cubra cualquier enfermedad, cirugía, patología, etc.

Alemania cuenta con diferentes tipos de hospitales: públicos (estatales), sin ánimos de lucro (afiliados a alguna religión) y privados. La mayoría de ellos están abiertos a todos los pacientes que tengan un seguro. Cuando necesites atenderte, no olvides tu tarjeta o certificado. Si vas a un hospital público, éste cubrirá todos los gastos, a menos que permanezcas internado por más de 14 días.

También el tipo de habitación que te brinden dependerá de tu seguro. Si es el que paga el estado, la compartirás con dos o tres personas. Es importante llevar las propias toallas, artículos de higiene y ropa, pero no demasiado porque los armarios son pequeños.

Todos los hospitales cuentan con un servicio de urgencias y accidentes (llamado Notaufnahme) para acudir en caso de necesitar atención médica urgente.

En Alemania hay dos tipos de sistemas de seguros:

-El seguro sanitario público: está gestionado por el gobierno y los que están obligados a tener uno son, los empleados cuyos ingresos sean superiores a 400 euros por mes (antes de las deducciones), los estudiantes de universidades públicas, los estudiantes de secundaria, los parados por el subsidio de empleo. Las contribuciones se basan en el 15,5% de tu salario bruto. Cubre los tratamientos médicos, dentales, hospitalarios, con complementos adicionales (por ejemplo silla de rueda o audífonos), subsidio por enfermedad (llamada Krankengeld), ortodoncia e inoculaciones preventivas, empastes, dentaduras postizas y tratamientos dentales para los niños.

-El seguro sanitario privado: se puede optar por él si no estás dentro de las categorías para el seguro público y ofrece una cobertura más extensa. Tu sueldo debe estar por debajo de los 50 mil euros, por ejemplo. Las contribuciones se basan en el perfil de riesgo y no en relación a los ingresos.

Es importante saber que el quinto pilar de la seguridad social es el seguro asistencial, obligatorio para todos los que tienen un seguro médico y que cubre los cuidados de enfermería por accidentes graves, enfermedades, invalidez o vejez. Las contribuciones son del 1,7% del salario bruto y se añadió a partir del año 1995.

Si cuentas con un seguro médico del estado, esta cobertura es automática, pero si tienes un seguro privado, deberás solicitarla si lo deseas. Tendrás derecho a esta si precisas ayudas frecuentes en tus actividades diarias tomando en cuenta la higiene personal, las comidas, la movilidad y las tareas del hogar para determinar si la necesitas.

En las farmacias puedes obtener dos tipos de medicinas: las que no requieren prescripción médica y las que necesitan de una receta (rezept). En este aspecto también son muy estrictos y si tienes un seguro público te cubre la mayor parte del costo de las medicinas del segundo grupo.

Alemania cuenta con médicos y hospitales de excelente calidad pero los costos suelen ser muy elevados.